Publicado el Deja un comentario

MATERIA PRIMA DE NUESTRAS PROPIAS MUERTES

La caducidad de todo lo que nos sucede y se guarda en nuestro interior, como esas hojas caducas que caen en otoño y desaparecen en la tierra para nutrir la oscuridad de una primavera durmiente.

Todo lo que muere en nuestro interior se convierte en inconsciente, esa gran oscuridad que oculta nuestra sombra dorada, lo que realmente somos. En cada cuadro descubrimos un abismo que nos confronta con nuestra propia mortalidad. Símbolos de nuestros propios entierros donde descubrimos esas partes muertas que nos devuelven a la vida.

UNA TARDE DE VIENTO Y MOSCAS

INDIVIDUACIÓN I

INDIVIDUACIÓN II

LO QUE NUNCA TE REGALÉ

VULNERABILIDAD

DRAMA VISCERAL

CUADROS QUE DESTRUYEN MI CORAZÓN

EL MATERIAL DE LO QUE ESTAMOS HECHOS

LA CARENCIA DE UN HOMBRE

MORADO Y AZUL

MAMA

ABISMO

ROTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *